Francisco Martín – Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales

    Grupo ANP

Por todos son conocidas las terribles consecuencias, materiales y humanas, que pueden llegar a acarrear un incendio en todo tipo de contextos, como residencial, comercial, medio ambiente y, por supuesto, industrial; por eso, se hace sumamente indispensable una eficaz prevención en materia de incendios.

En el ámbito empresarial, se pueden distinguir dos actuaciones principales:

  • Protección pasiva, en la cual se deberá cumplir con la normativa vigente, tanto en edificaciones como en establecimientos industriales, encaminada a una adecuada seguridad de los elementos constructivos e instalaciones frente a un posible incendio.
  • Por otro lado, se encuentra la protección activa, encaminada a dotar a los establecimientos de los medios de detección y lucha contra incendios adecuados en función de sus características y actividad.

Es de una gran importancia dar una adecuada información y formación a los trabajadores en materia de lucha contra incendios y evacuación de los lugares de trabajo.

La información irá principalmente encaminada a unas medidas preventivas destinadas a evitar la formación de incendios y al reconcomiendo de la señalización correspondiente de los medios de lucha contra incendios y evacuación.

Asimismo el empresario deberá de dar una apropiada formación teórico-práctica para el manejo de medios de lucha contra incendios y una adecuada aplicación de las medidas de evacuación de trabajadores.

Desde la dirección de la empresa se debe de optar por una política de concienciación y realización de prácticas, tanto en el uso de medios de lucha contra incendios como en la ejecución de simulacros de evacuación, encaminadas a adquirir experiencia para actuar con diligencia y eficacia ante una posible situación real de emergencia.

 

Vía El Sol Digital