Qué es la inteligencia emocional
Qué es la inteligencia emocional

¿Sabes qué es la Inteligencia Emocional?

La situación excepcional de pandemia por COVID-19 ha provocado tanto daños en la salud física como importantes consecuencias en los ámbitos social y económico. Según la OMS, los niveles de ansiedad y estrés se han visto aumentado durante la durante la pandemia.

Debido al aislamiento, la falta de contacto social, la dificultad en la conciliación con la vida personal, los cambios de hábitos, los problemas laborales, etc; empiezan a “pasar factura” a la salud mental de la población.

En España, y según datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), en este primer año de pandemia, un 6,4% de la población ha acudido a un profesional de la salud mental por algún tipo de síntoma, el mayor porcentaje, siendo un 43,7%, por ansiedad, y un 35,5% por depresión.

A día de hoy sabemos que, la gestión emocional en la empresa es necesaria para tener éxito. El bienestar está integrado e influye directamente en el rendimiento.

Howard Gardner, como psicólogo y científico, analizó las capacidades cognitivas y desarrolló la teoría de las inteligencias múltiples.

Tipos de Inteligencias multiples

Entre los 12 tipos de Inteligencias de Gardner se encuentra la Inteligencia Emocional (IE).

Pero, ¿sabemos qué es la inteligencia emocionales?, ¿Cómo se generan las emociones?… En realidad las emociones son mecanismos que nos ayudan a reaccionar con rapidez ante acontecimientos inesperados.

Cada persona experimenta una emoción de forma particular dependiendo de sus experiencias anteriores, su aprendizaje y sus circunstancias. Los pensamientos vienen de los programas mentales o creencias que tenemos desde que somos pequeños.

Estos pensamientos nos llevan a emociones, y estas a sentimientos, ocasionando acciones que repetitivamente se convierten en hábitos. La repetición de esos hábitos da lugar a unos resultados y, en base a ellos, se forjan las creencias, comenzando el proceso de nuevo.

Inteligencia Emocional, ¿en qué consiste?

Para hablar de este tema debemos mencionar a Daniel Goleman, psicólogo estadounidense internacionalmente conocido por su obra best-seller mundial Inteligencia Emocional (1995).

Entrando en materia, se trata de una inteligencia independiente de la razón, pero ligada a nuestra sensibilidad. Es decir, una inteligencia relacionada directamente con nuestras emociones.

Puede definirse como la capacidad de reconocer nuestras propias emociones y las de los demás, de motivarnos y de manejar adecuadamente las relaciones además de capacitarnos para resolver problemas, tomar decisiones y mejorar la calidad de vida.

La inteligencia emocional se ha convertido en aspecto fundamental para un buen profesional, ya que se trata de la capacidad de gestionar los distintos estados emocionales generados ante cualquier jornada o experiencia de vida.

Además, esta dimensión psicológica humana juega un papel fundamental  en nuestra manera de sociabilizar como en la forma de adaptación al medio proporcionando habilidades sociales.

Las características de las personas con alta Inteligencia Emocional ie son:

  • Escucha activa
  • Empatía
  • Comunicación asertiva
  • Adaptabilidad
  • Gestión de sí mismo
  • Creatividad
  • Confianza en sí mismo
  • Cooperación y colaboración
  • Trabajo en equipo
  • Capacidad de negociación
  • Enfoque
  • Organización.

¿Quieres realizar una prueba de inteligencia para saber si eres emocionalmente inteligente?

A continuación os dejamos una serie de signos:

      1. Piensa en tus reacciones.
        Ante una discrepancia/discusión hay varias maneras de reaccionar. Si no te lo tomas como algo personal y sabes dialogar sin alterarte estarás teniendo un comportamiento ie. En cambio, si te dejas llevar por la furia o el enfado y terminas faltando el respeto sin saber tomar tu tiempo para responder, recapacitar y reflexionar éste será un síntoma de carencia de inteligencia emocional.
      2.  Contemplar las situaciones como un desafío. Ser capaces de reconocer las emociones negativas, frenarlas y centrarnos en las positivas son señales de una IE alta.
      3. Controlar y convertir las malas emociones. Las emociones negativas a veces son inevitables pero ser capaces de saber controlarlas y gestionarlas, como por ejemplo ante ansiedad laboral, no solo mejorará nuestra inteligencia sino que estas personas están relacionadas con niveles más bajos de ansiedad.
      4. Empatía. Ponerse en el lugar del otro.

¿Por qué las empresas buscan este tipo de inteligencia?

El motivo por el que las empresas apuestan por formar a sus empleados en IE se debe a ser clave para el éxito comercial y las ventas.

Que los trabajadores sean capaces de reconocer y controlar sus emociones ayudará a que también puedan detectar y gestionar la de los clientes potenciales.

No solo es importante reconocer y gestionar nuestras propias emociones sino que, ser capaz de extender las habilidades a las personas con las que nos relacionamos es también una señal de alta inteligencia emocional.

Esto nos muestra la importancia que supone en el ámbito laboral. El entrenamiento en IE más efectivo estará enfocado en la gestión y en la expresión de las emociones. Esto es importante para un buen desempeño laboral y a una mejora de la comunicación.

La gestión de las emociones proporciona no solo habilidad para auto-motivarse sino también la capacidad de evitar conflictos y de comunicarse adecuadamente a nivel interno con el resto del equipo.

Ahora que ya sabes qué es la inteligencia emocional, prueba a echar un vistazo a qué es la psicosociología aplicada para la empresa.
Vía El Sol Digital

      Artículos relacionados

¿Hablamos?
Utilizamos cookies de terceros no necesarias para la navegación con finalidades analíticas, estadísticas y publicitarias. Puede obtener más información consultando nuestra
Configurar cookies
Política de cookies
Aceptar cookies