¿Has oído hablar de cuáles son los síntomas y causas de la intoxicación alimentaria? Mabel Macías, Técnico en Prevención Grupo ANP nos explica a continuación.

El verano trae muchos momentos de relajación y diversión en los que se desconecta de la ¨rutina¨ del día a día. Pero por otro lado cabe destacar que en los meses estivales es cuando más intoxicaciones alimentarias se producen, por lo que debemos prestar mucha atención a lo que comamos.

Las toxiinfecciones alimentarias se consideran todas aquellas enfermedades que se crean por la ingestión de alimentos con presencia de patógenos o algunas de sus toxinas.

A continuación te contamos cuales son los síntomas y causas de la intoxicación alimentaria.

  • Puede tener su origen en la ingestión de bacterias o virus vehiculados en el alimento (infección).

  • En la ingestión de toxinas producidas por las bacterias o virus que se forman en el alimento (intoxicación).

  • O, incluso por distintas formas parasitarias en su ciclo evolutivo (infestación).

Síntomas más frecuentes

  • Dolor de cabeza.
  • Calambres intestinales.
  • Náuseas y/o vómito.
  • Fiebre.

Otros síntomas posibles

  • Visión doble o borrosa.
  • Debilidad muscular.
  • Dificultad para hablar
  • Dificultad para respirar.

Pero, una vez que conocemos los síntomas y causas de la intoxicación alimentaria, ¿Cómo podemos prevenirlo?

  1. Consumir alimentos que hayan sido tratados y manipulado higiénicamente. Se deben seguir las indicaciones de cada uno de los productos. En los restaurantes también se debe seguir un procedimiento, por lo que es obligatorio el uso de ovoproductos para la elaboración de platos que contengan huevo crudo como mayonesas, salsas, etc.
  2. Cocinar correctamente los alimentos de origen animal. Estos alimentos pueden integrar microorganismos, por lo que se debe calentar durante al menos dos minutos a una temperatura de 70º en el centro del alimento.
  3. Consumir los alimentos inmediatamente después de haberse cocinado.
  4. Conservar correctamente los alimentos cocinados. (Los alimentos que no se puedan consumir justo después de haberlos cocinado deberán mantenerse al calor, a más de 60º, o al frío, como máximo 5º.)
  5. Calentar suficientemente los alimentos cocinados.
  6. Evita el contacto entre los alimentos crudos y los cocinados.
  7. Asegurar que la persona que vaya a cocinar tenga una buena higiene y, a su vez, una limpieza de las superficies en las que se va a cocinar.
  8. Mantener los alimentos fuera del alcance de insectos, roedores y animales de compañía.
  9. Usar exclusivamente agua potable.

Para más información puedes visitar la web del Ministerio de Salud

sintomas-y-causas-intoxicacion-alimentaria