Tanto empresa como trabajadores desean un buen clima laboral

¿Sabemos cómo se puede conseguir?

Definir clima organizacional implica tratar un grupo de componentes y determinantes que, en su conjunto, ofrecen una visión global de la organización. El clima organizacional es, por tanto, el resultado de la interacción entre las características de las personas y de las organizaciones.

Una percepción positiva del clima laboral genera sentimientos como: satisfacción con la calidad de dirección y de supervisión, motivación intrínseca para el trabajo, satisfacción por el balance entre exigencias del trabajo y calidad de vida laboral, satisfacción por los retornos obtenidos del trabajo y satisfacción por el ambiente entre compañeros.

El resultado de la conjunción entre un buen clima laboral y una apreciación positiva tiene un efecto positivo sobre la salud de las personas, tanto en términos de ausencia de dolencias o enfermedades como en niveles de salud física y de bienestar psicosocial.

Para un buen clima laboral es importante que exista un sistema para transmitir al trabajador el reconocimiento del trabajo bien hecho. Una organización que no valora los aciertos y logros de sus trabajadores, aumenta la insatisfacción y reduce la motivación.

Además, para un buen clima organizacional es necesario una buena gestión de los conflictos, sino, surge la desconfianza y se contamina el ambiente laboral.

En la mejora del clima laboral:
Es fundamental un adecuado sistema de comunicación, que no esté centrado solo en los intereses de la organización sino que tenga en cuenta la integración, que estimule la creatividad y contribuya al enriquecimiento y desarrollo personal de los trabajadores en el marco del equipo de trabajo.

Mejorar clima laboral

Si te ha gustado nuestros consejos para un buen clima laboral, no te pierdas “violencia en el trabajo”.

Vía El Sol Digital